Los Anclajes

En mis sesiones suelo repetir que como padres o madres tenemos la obligación de mostrar nuestra mejor versión a nuestros hijos, y que nuestros propios hij@s cuando nos ponen en situaciones no deseadas son un buen aliciente para intentar superarnos y mejorarnos día a día.

Cuidarte y quererte será el primer paso para mejorar como educadores y gestionar con éxito el día a día familiar. Pero no todos los días serán perfectos, y debemos anticiparnos soluciones, para aquellos días que no nos encontremos bien o que nos cueste lidiar nuestro día a día.

Y es ahí donde quiero compartir con vosotros el concepto de anclajes como herramienta muy útil para superar ciertas situaciones, y siempre pongo el mismo ejemplo, un ejemplo en primera persona, como en un momento determinado el asociar esta canción instantáneamente me lleva a un estado de bienestar.

Os contaré mi experiencia, y como a través del anclaje evito pensamientos que me pueden debilitar.

«Gracias a la vida que me ha dado tanto,

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto

Así yo distingo dicha de quebranto

Los dos materiales que forman mi canto.

Y el canto de ustedes que es el mismo canto,

Y el canto de todos que es mi propio canto.»

«Gracias a la vida

Gracias a la vida

Gracias a la vida

Gracias a la vida.”

 

Es curioso como a veces en la vida la casualidad marca nuestro destino…esta canción la escuché muchas veces, pero realmente la aprecié y supe valorarla en un momento bajo de ánimo, cuando percibes todas las salidas cerradas y sólo ves negatividad a tu alrededor, justo en ese momento y de casualidad mi amigo YouTube me sugirió esta canción…y ¡milagro!

Mi ánimo subió como la espuma…como dice la autora las emociones son las encargadas de convertir los sonidos que percibimos en algo comprensible, en algo tangible, y cuando quiero subirme arriba escucho esta canción de Violeta Parra.

Gracias a la vida, mi anclaje, es un canto optimista a la vida, a nuestros seres queridos, a nuestros orígenes, fuente de sabiduría, o por lo menos eso es lo que me sugiere a mí y me ayuda en esos momentos difíciles que todos tenemos.

Busca tu anclaje, en forma de canción, en forma de recuerdo o como te sea más fácil, pero todas las personas necesitamos un punto de partida, un reset que nos permita volver a tu ser más positivo y original para poder afrontar el día a día cuando las cosas no son como uno quiere. Sin duda os animo a buscar tu anclaje, y enseña a tus hijos a buscar sus propios anclajes como herramienta de bienestar y felicidad.

 

No Comments

Post a Comment