Coaching Educativo - Casos de Éxito - Carlos Ureña
675
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-675,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-4.2,header_top_hide_on_mobile,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

El objetivo del coaching educativo es el desarrollo integral del niño, buscando la mejora de su rendimiento académico y su desarrollo como persona

 

Tus alumnos, o tus hijos, tienen un potencial enorme, que como educador puedes potenciar, con las herramientas adecuadas. El coaching es una extraordinaria metodología para aplicar en el mundo educativo. Permite crear diálogos y escenarios de aprendizaje, orientados a trabajar objetivos, tanto con los agentes educativos como con los propios niños o adolescentes.

El coaching, que hunde sus raíces filosóficas en los sabios de la antigua Grecia, como Sócrates, nació propiamente a finales del siglo XX. Fueron golfistas de élite quienes se dieron cuenta de que no solo las aptitudes afectaban a su desempeño, sino también la actitud. Desarrollaron el coaching, y como muchos de ellos también eran directivos de empresas, pronto aplicaron todo ello también en el mundo empresarial. En los últimos años se ha visto que la educación también se puede enriquecer de estas técnicas, y así nació el coaching educativo.

El objetivo del coaching educativo es el desarrollo integral del niño, buscando la mejora de su rendimiento académico y su desarrollo como persona. Además, se llevan a cabo estrategias orientadas a involucrar a los familiares en la comunidad escolar. En este sentido, se puede desarrollar una relación coach-coachee entre padre e hijo, entre profesor y alumno o incluso entre profesor y progenitor.

La familia como coach

Los padres y madres pueden desarrollar recursos internos que les ayuden en la comunicación y educación de sus hijos. La familia tiene un papel fundamental en el fomento de algunas habilidades de coaching educativo en su hogar: autoestima, inteligencia emocional, resiliencia, asertividad, etc.

El coaching educativo en la escuela

Uno de los padres del coaching, Sir John Whitmore, decía que la finalidad de esta metodología era justamente ‘mejorar el rendimiento de las personas, liberando su potencial’. El docente puede aprovechar las herramientas y modelos existentes en el mundo del coaching, para trasladarlas al aula.

Parents Helping Children With Homework At Kitchen Table

El desarrollo personal de los educadores, un factor clave

El primer trabajo debe ser de los padres y profesores, pues su compromiso es fundamental para lograr el éxito en sus objetivos educativos. No podemos esperar que los hijos o alumnos saquen todo su potencial, si como educadores no les damos un buen ejemplo.

Principales habilidades de coaching educativo que trabajamos

  • Escucha activa
  • Asertividad
  • Feedback

¿Te gustaría desarrollar técnicas de coaching educativo?

 

Todos tenemos dentro un coach, y tú también. Si eres educador o tienes hijos, podemos ofrecerte sesiones de coaching para lograr tus objetivos. Rellena el formulario de contacto y me pondré en contacto contigo lo antes posible.

El modelo GROW, un recurso externo fundamental en la conversación de coaching educativo

Aquí te dejamos unas preguntas que te puedes plantear para saber si tu hijo o alumno tiene inteligencia emocional. También podrías aplicarlas a ti mismo, para saber si como profesor/a, madre o padre tienes esta habilidad trabajada.

 Goal o meta

¿Qué objetivos tiene el coachee, es decir, a quien se realiza el proceso de coaching? El trabajo del coach es ayudar al educador o niño a identificar qué le motiva, qué quiere conseguir, qué es importante para él…

What o qué

Esta última fase sirve para seleccionar dos o tres opciones, las que la persona coacheada prefiera. Se deberán definir plazos, acciones concretas, planes de contingencia, etc.

 Reality o realidad

Una vez identificada la meta a lograr, la conversación de coaching se enfoca en situar el momento presente. Por ejemplo, supongamos que el alumno quiere concentrarse mejor. En esta fase del GROW, el coach educativo deberá ayudar al niño a ser consciente de cómo es su falta de concentración en ese momento. Le está afectando a las notas, muchas veces se olvida cosas en casa, etc.

Options u opciones

No basta con tener claro dónde estás y a dónde quieres ir, por eso la labor del coach en esta tercera fase es ayudar al coacher a ver qué opciones tiene. De nada sirven las buenas intenciones si no se traducen en cambios concretos, y para ello el primer paso es abrir posibilidades de forma creativa. Siguiendo con el ejemplo de la concentración, aquí se trataría de pensar opciones para solucionarlo, como hacer deporte, tener un horario de estudio, cambiar su escritorio a una habitación sin distracciones…

Suscríbete a la newsletter